Fragmentos de una enciclopedia (virtual) del futuro

1 comment
Parece probable —aunque aún es objeto de debate entre los investigadores que el fin de la institución conocida como Escuela tuvo lugar alrededor del año 2020.
Algunos investigadores defienden la existencia de una conspiración para acabar con ella. Se basan en las campañas de propagación de "teorías oficiales" sobre el aprendizaje que eran adoptadas por los docentes sin ser sometidas a ningún análisis crítico.
Los expertos creen que ideas como "el aprendizaje se consigue sólo con mucho esfuerzo" o "el aprendizaje se puede medir con una calificación", asumidas como "naturales", por fuerza debían ser promovidas con la intención de acabar con la Escuela, ya que el nivel de frustración que creaban y la discriminación que suponían, atacaban a la esencia misma de la institución.
Otros niegan las teorías conspirativas y proponen que fue la ideología imperante entre las élites económicas la que acabó con la Escuela. La persecución del beneficio como única meta llevó a las autoridades siguiendo el hilo de esta línea de investigación a la obsesión por la medición, la estandarización, los ránkings (lo que llamaban equívocamente evaluación). Un cáncer que acabó con el aprendizaje.
Hay quienes creen que por aquel entonces se ignoraba la teoría del aprendizaje natural, que afirma que aprendemos sin esfuerzo, que en cada momento de nuestras vidas estamos aprendiendo. Otros afirman que hay evidencias de que ya se conocía esta teoría, pero que fue aplastada por la narrativa dominante y que sus defensores fueron caricaturizados y vilipendiados.
Mientras que el aprendizaje, a medida que avanzaba el siglo XXI, se "deslocalizaba", se tornaba líquido y escapaba de los límites de la Escuela, las políticas educativas apostaban por medidas que hacían a esta institución cada vez menos capaz de responder a las demandas de la sociedad.
Los investigadores que han estudiado las sucesivas reformas educativas de los últimos años de la Escuela, hablan de la errónea (o intencionada) ratificación en la organización jerárquica como modelo y el énfasis en aspectos físicos y de control frente a la realidad del aprendizaje como fenómeno móvil, flexible, en red.
Poco a poco, la Escuela fue perdiendo su esencia: ser un lugar privilegiado en el que la información se convertía en conocimiento. El concepto del aprendizaje como un acto social no estaba tan claro antes del 2020.
La mayoría de los aprendices comprendía enseguida dicen los investigadores del pasado que la finalidad de la Escuela no era ayudarles a aprender, sino someterles al control de una institución para ellos incomprensible. El sistema de evaluación y calificación servía más para complacer a los adultos que para demostrar aprendizajes.
La naturaleza de esta institución sigue planteando, no obstante, numerosos interrogantes, siglos después de su desaparición. 
Lo que parece evidente es que en el momento en el que se hizo palmario que la Escuela preparaba a los estudiantes para un mundo que ya no existía, la institución se derrumbó y se perdió en el olvido.

[Fragmento extraído de la Enciclopedia de Tlön. Artículo "Escuela". Entradas relacionadas: "El fin de una era", "Paleopedagogía"] 

1 comentario:

  1. Tan brutal y cierto como siempre. Cuando acabe la Fundación y comience el Imperio, que el futuro nos pille confesados.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.